jueves, 27 de enero de 2011

Cómo rezar el Santo Rosario

Cómo rezar el Santo Rosario
.
.
Ver también - El Santo Rosario -Promesas, Bendiciones, Beneficios y Mensajes 
...................................................................El Rosario de los no nacidos 

.

.
.
El Credo Apostólico
.
Creo en Dios Padre Todopoderoso,
Creador del Cielo y de la tierra;
y en Jesucristo, Su único Hijo, Señor nuestro;
que fue concebido del Espíritu Santo,
nació de la Virgen María,
padeció bajo el poder de Poncio Pilatos;
fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos;
al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los Cielos, y está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso;
y desde allí vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia Católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la Vida Perdurable. Amén.
.
Salve
Dios Te salve, Reina y Madre de Misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra.
Dios Te salve.
A Tí clamamos los desterrados hijos de Eva,
a Tí suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora Abogada Nuestra,
vuelve a nosotros Tus ojos misericordiosos,
y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de Tu vientre.
Oh, clementísima, oh piadosa, oh dulce
Virgen María.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar las Promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
Amén
Padre nuestro
.
Padre nuestro,
que estás en el Cielo.
Santificado sea Tu Nombre.
Venga a nosotros Tu Reino.
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas,
así como nosotros
perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal.
Amén.
.
Avemaría
.
Dios Te salve María
llena eres de Gracia
el Señor es Contigo;
bendita Tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el Fruto
de Tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte. Amén
.
Gloria
.
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en un principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
.
Oración de Fátima
.
Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, y socorre especialmente a las más necesitadas de Tu infinita Misericordia..
El Santo Rosario, oración mariana por excelencia, consiste en el rezo de cinco series de oraciones, cada una de las cuales constituye un Misterio.
Los Misterios se separan en cuatro grupos que contemplan cada uno, una faceta distinta de la vida de Jesús en la tierra.
.
Misterios Gozosos recuerdan hechos destacados de la Infancia de Jesús, desde Su
Concepción hasta Su ingreso en la vida religiosa activa, a los 12 años.
Misterios Luminosos evocan la Prédica de la Buena Nueva que Jesús hizo a lo largo de las
regiones de Judea, Samaria, Galilea, Perea y pueblos limítrofes.
Misterios Dolorosos recuerdan el prendimiento, juicio, condena y Muerte de Jesús a
manos las autoridades judías y romanas de la época.
Misterios Gloriososrememoran la Resurrección de Jesús, Su Ascensión al Cielo y otros
hechos memorables que ocurrieron después de Su Ascensión.
.
Cada una de estos grupos se compone de cinco Misterios.
En honor a cada Misterio se rezan un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.
.
Se comienza el rezo del Rosario, haciendo la Señal de la Cruz:
+ Por la señal de la Santa Cruz, (se signa la frente)
+ de nuestros enemigos, (se signa la boca)
+ líbranos Señor, Dios nuestro. (se signa el pecho)
+ En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. (frente, pecho y hombros)
..
Invocación al Espíritu Santo (Se repite tres veces)
“Ven Espíritu Santo, ven por medio de la poderosa intercesión del Inmaculado Corazón de María, Tu Amadísima Esposa.”
.
Antes de empezar el rezo de un grupo de Misterios, se recitan:
- el Credo
- un Padre nuestro (en honor a la Santísima Trinidad)
- tres Avemarías (para pedir alcanzar y perseverar en las virtudes de la fe, esperanza y caridad:)
Dios Te salve, María, Hija de Dios Padre, alcánzanos Señora, la virtud de la FE, llena eres de Gracia, …
Dios Te salve, María, Madre de Dios Hijo, alcánzanos Señora, la virtud de la ESPERANZA, llena eres de Gracia, …
Dios Te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo, alcánzanos Señora, la virtud de la CARIDAD, llena eres de Gracia, …
- un Gloria
.
Después de cada Misterio se reza la Oración de Fátima, a pedido de la Virgen, en Su tercera aparición allí:
Cuando recéis el Rosario, decid después de cada misterio:
Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia
.
.
Jaculatoria por los no nacidos (*)
¡JESÚS, PROTEGE Y SALVA A LOS NO NACIDOS!
.
El Rosario está compuesto de dos elementos: oración mental y oración verbal.
La oración mental es la meditación sobre los hechos que se enuncian al proclamar cada Misterio.
.
El grupo de Misterios se elige de acuerdo al día, y después de la enunciación de cada Misterio se recitan un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria, mientras se medita sobre el hecho enunciado. A continuación se reza la oración de Fátima. Y después de ésta, la jaculatoria por los no nacidos. Esta secuencia se repite hasta terminar de enunciar los cinco Misterios del grupo.
.
.
Misterios Gozosos - (lunes y sábado)
.
1. La Anunciación del Ángel a María
2. La Visitación de nuestra Señora a Santa Isabel
3. El Nacimiento de Jesús
4.
La Presentación del Niño en el Templo
5.
El Niño Jesús perdido y Su hallazgo en el Templo
Misterios Luminosos - (jueves)
.
1. El Bautismo de Jesús en el Jordán
2. La Autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión
4. La Transfiguración
5. La Institución de la Eucaristía
.
Misterios Dolorosos (martes y viernes)
.1. La Agonía de Jesús en el Huerto de Getsemaní2. La Flagelación del Señor
3.
La Coronación de espinas
4.
Jesús en el camino del Monte Calvario
5.
La Crucifixión y Muerte de Jesús
.
Misterios Gloriosos - (miércoles y domingo).
1. La Resurrección del Señor
2. La Ascensión de Jesús al Cielo
3. La Venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles4. La Asunción de la Virgen María al Cielo
5. La Coronación de la Santísima Virgen como Reina y Señora de Cielos y tierra
.
Una vez finalizado el rezo de los cinco Misterios de un grupo, se rezan, por las intenciones del Santo Padre, y para ganar las INDULGENCIAS:
- un Padre nuestro
- tres Avemarías
- un Gloria
.
Y se termina el Santo Rosario con la oración de la Salve en honor a la Virgen María.
.
indicador7-9-84 - CONSAGRACIÓN A LA VIRGENMarcador
!Oh Madre! Quiero consagrarme a Tí.
Virgen María, hoy consagro mi vida a Tí,
siento necesidad constante de Tu Presencia
en mi vida, para que me protejas, me guíes
y me consueles.
Sé que en Ti mi alma encontrará reposo
y la angustia en mi no entrará,
mi derrota se convertirá en Victoria
mi fatiga en Ti fortaleza es.
Amén.
Oración dada por María del Rosario de San Nicolás
.
.
.
(*) La jaculatoria por los no nacidos fue pedida por la Virgen María cuando dio el Rosario de los No Nacidos a la vidente Maureen Sweeney-Kyle. Sitio en español - http://www.amorsanto.com/index.htm

.
.
Existe una costumbre en los domingos de los tiempos fuertes (Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua) de sustituir el rezo de los misterios gloriosos por la correspondiente a dicho tiempo.

Así en los domingos de Adviento y Navidad se rezarían los misterios gozosos, y en los domingos de Cuaresma los dolorosos. En los domingos de Pascua se rezarán, de todos modos, los gloriosos.

Otra costumbre de estimable valor es el de rezar durante toda la octava de Navidad (25-dic a 1-ene) los misterios gozosos, y durante toda la octava de Pascua (Domingo de Resurrección a II Domingo de Pascua) los misterios gloriosos.

Todas estas indicaciones no quitan que quien desee rezar las cuatro partes en un día, recorra todos los misterios del Santo Rosario, aunque no correspondan al día en que se reza.
.
.
.
.
LOS MISTERIOS COMENTADOS E ILUSTRADOS
.
.
.
.
..
..
LOS MISTERIOS CON LAS LECTURAS BÍBLICAS
.
.
.
EL SANTO ROSARIO ON-LINE
.





.

Indulgencias del Rosario
Los Papas han promulgado el Santo Rosario y han asignado numerosas indulgencias.
"Se confiere una indulgencia plenaria si el Rosario se reza en una iglesia o un oratorio público o en familia, en una comunidad religiosa o asociación pía; se otorga una indulgencia parcial en otras circunstancias" (Enchiridion de Indulgencias, p. 67)
Condiciones:
Que se recen las cinco decenas del Rosario sin interrupción.
Las oraciones sean recitadas y los misterios meditados.
Se el Rosario es público, los Misterios deben ser anunciados.
Además debe cumplirse:
Confesión Sacramental.
Comunión Eucarística
Oraciones por las intenciones del Papa.
Si no se cumplen las condiciones, puede aún ganarse indulgencia parcial.
La indulgencia puede ser aplicada a los difuntos. La indulgencia plenaria sólo puede ganarse una vez al día (excepto en peligro de muerte).
La Iglesia también concede una indulgencia parcial por cada una de las Avemarías que se rezan durante el Rosario .
..
.
El Rosario en veintidós frases del Papa Benedicto XVI en su visita al santuario nacional del Rosario en Pompeya (Italia)
1.- El Rosario es “arma” espiritual en la lucha contra el mal, contra toda violencia, por la paz en los corazones, en las familias, en la sociedad y en el mundo.
2.- También mediante el Rosario, contemplamos en María a Aquella que ha acogido en Sí el Verbo de Dios y lo ha dado al mundo,
El Rosario es un Don de María para llevarnos a Jesús
3.- El Rosario debe ser acogido como un verdadero Don del Corazón de la Virgen.
4.-El Rosario es vínculo espiritual con María para permanecer unidos a Jesús, para conformarse a Él asimilar Sus sentimientos y comportarse como Él Se ha comportado.
5.- El Rosario, esta popular oración mariana, es un medio espiritual precioso para crecer en la intimidad con Jesús, y para aprender, en la escuela de la Virgen Santa, a cumplir siempre Su Divina Voluntad.
6.- Para ser apóstoles del Rosario es necesario tener experiencia en primera persona de la belleza y profundidad de esta oración, sencilla y accesible a todos.
El Rosario es oración contemplativa
7.- El Rosario es oración contemplativa accesible a todos: grandes y pequeños, laicos y clérigos, cultos y poco instruídos.
8.- El Rosario es contemplación de los misterios de Cristo en unión espiritual con María, como subrayaba el siervo de Dios Pablo VI en la exhortación apostólica Marialis cultus (n. 46), y como después mi venerado predecesor Juan Pablo II ilustró ampliamente en la Carta apostólica Rosarium Virginis Mariae.
9.- Rezando el Rosario, es necesario ante todo dejarse conducir de la mano de la Virgen María a contemplar el Rostro de Cristo: rostro alegre, luminoso, doloroso y glorioso.
10.- Quien, como María y junto a Ella, custodia y medita asiduamente los misterios de Jesús, asimila cada vez más Sus sentimientos, Se conforma a Él.
11.-: “Como dos amigos -escribe el beato Bartolo Longo-, que se tratan a menudo, suelen conformarse también en las costumbres, así nosotros, conversando familiarmente con Jesús y la Virgen, al meditar los Misterios del Rosario, y formando juntos una misma vida con la Comunión, podemos llegar a ser, en cuanto sea capaz nuestra bajeza, parecidos a ellos, y aprender de estos grandes ejemplos a vivir humilde, pobre, paciente y perfecto”.
El Rosario es oración del silencio en el que Dios habla
12.- El Rosario es escuela de contemplación y de silencio. A primera vista, podría parecer una oración que acumula palabras, y por tanto difícilmente conciliable con el silencio que se recomienda justamente para la meditación y la contemplación.
13.- En realidad, esta cadenciosa repetición del Ave Maria no turba el silencio interior, sino que lo busca y alimenta.
14.- En el Rosario, de la misma forma que sucede con los Salmos cuando se reza la Liturgia de las Horas, el silencio aflora a través de las palabras y las frases, no como un vacío, sino como una presencia de sentido último que trasciende las mismas palabras y junto a ellas habla al corazón.
15.- El Rosario también cuando es rezado, como hoy, por grandes asambleas y como hacéis cada día en este Santuario, es necesario que se perciba el Rosario como oración contemplativa, y esto no puede suceder si falta un clima de silencio interior.
El Rosario es meditación bíblica
16.- Si la contemplación cristiana no puede prescindir de la Palabra de Dios, también el Rosario, para ser oración contemplativa, debe siempre emerger del silencio del corazón como respuesta a la Palabra, sobre el modelo de la oración de María.
17.- El Rosario está todo entretejido de elementos sacados de la Sagrada Escritura. Hay ante todo la enunciación del misterio, hecha preferiblemente, como hoy, con palabras tomadas de la Biblia.
18.- Sigue el Padrenuestro: al imprimir a la oración un movimiento “vertical”, abre el alma de quien recita el Rosario en una justa actitud filial.
19.- La primera parte del Avemaría, tomada también del Evangelio, nos hace cada vez volver a escuchar las palabras con que Dios se ha dirigido a la Virgen a través del Ángel, y las bendiciones de la prima Isabel.
20.- La segunda parte del Avemaría resuena como la respuesta de los hijos que, dirigiéndose suplicantes a la Madre, no hacen otra cosa que expresar su propia adhesión al diseño salvífico revelado por Dios.
21.- Así el pensamiento de quien reza el Rosario está siempre anclado en la Escritura y en los misterios que en ella se presentan.
El Rosario es instrumento de apostolado y de caridad
22.- El Rosario conlleva la dimensión apostólica-misionera y caritativa. Ambas finalidades, el apostolado de la caridad y la oración por la paz, deseo confirmar y confiar nuevamente a vuestro compromiso espiritual y pastoral.
.
.
.
.